Admito que necesito ayuda…

… porque me he cargado el desagüe de la ducha. Llevo como un mes detrás de mi marido para ver si me lo arreglaba, porque lo tenía un poco atascadillo de pelos. El caso es que como no me ha hecho caso, hoy me he decidido, he cogido el destornillador, me he puesto a soltarlo y… pues que lo he roto. Se me ha caído el tubo de abajo y ahora al sujetarlo con los tornillos se queda flojo. Ya vereís qué ilusión le hace cuando vuelva de trabajar :P.

Necesito un curso de bricolaje. ¡En buena hora se me ha ocurrido!

Anuncios

~ por Morgana en 25 agosto 2009.

20 comentarios to “Admito que necesito ayuda…”

  1. Mejor para el fontanero.

    Me gusta

  2. Pues creo que el tema de fontanería no estaba en el temario de los cursillos opusinos de Granada…

    Por cierto, para que lo sepas para otra ocasión: cuando los maridos dejamos algo pendiente de hacer, no es para que lo haga la mujer, sino para que llame a su padre y lo haga él, jajaja.

    Me gusta

  3. Pues tiene una solución complicada…

    Me gusta

  4. Bueno, se aprende a base de ponerse y equivocarse algunas veces …

    Enhorabuena por intentarlo!! Seguro que sólo le hace falta un poco de teflón, yo he aprendido que el teflón es casi mágico, lo arregla todo,jeje.

    Me gusta

  5. Eso sucede cuando uno se desespera, pero, na`pon a tu marido
    a punta de pistola a que te lo arregle.
    Suerte

    Me gusta

  6. Eulogio, de momento parece que nos libramos de facturón del fontanero, pero miedo me da de inundarles el techo a los de abajo…Parece que está arreglado.
    Un besote

    Sr.Peludo, la verdad es que yo también me acordé de cursillo de marras… y me doy por enterada con lo de llamar a mi padre. Aunque el pobre ya ha tenido que hacernos unas cuantas chapuzas y ya me da hasta cosa tener que llamarle, que él también tiene padre, cojones!! Aunque claro, si para cuando él se decide a hacerlo ya lo ha arreglado mi padre pues muchísimo mejor, ¡menuda jeta! 😀

    Me gusta

  7. Fermín, aparentemente ya está solucionado, al menos está como antes. Tendré que tener cuidado con los vecinos por si acaso pero bueno, creo que fué más el susto que el estropicio.

    Lucía pues vas a tener razón, el teflón y la silicona son mano de santo… jajaja. Lo intenté al menos aunque no vuelvo a tocar nada de fontanería, como mucho poner algunos cuadros y montar algún mueble…
    Pedro Guillermo, ahora ya no le ha quedado más remedio que ponerse a arreglarlo en cuanto ha llegado. Bien pensado ésta va a ser una buena tácnica, cuando él se haga el remolón yo iré y lo romperé del todo. Así no le quedan más pelotas que arreglarlo.

    Me gusta

  8. Qué risa Morgana, siempre ando como tu cargándome cosas por querer arreglarlas.

    Un abrazo.

    Me gusta

  9. Jenny, si lo pienso ahora si que ha tenido gracia, pero no veas la sudoreta que me ha entrado cuando he visto que no era capaz de volver a atornillarlo.
    Así aprendemos… un besote.

    Me gusta

  10. Sólo a ti se te ocurre desmontar el desagüe! Se puede desatascar sin sacar todo el telar!! jajaja. Besosss y suerte.

    Me gusta

  11. jajajaja, dios! acabo de verme reflejada totalmente!!!
    Si es que yo hago lo mismo, pido, pido, pido y cuando me canso me pongo a hacerlo yo y siempre me cargo algo. Oye, si aprendes bricolaje, transmite el conocimiento ^__^

    Me gusta

  12. Bueno que tal fue al final?
    El video es incialmente gracioso. Pero si lees el claim final… Creo que en españa no lo permitirían las asociaciones de mujeres. Es machista a tope (aunque sea real, ja ja ja)
    Un abrazo

    Me gusta

  13. De todas fomas, un consejo: No aprendas. Un par más de chapuzas y lograrás que lo haga él y en cuanto se lo digas. Hazme caso

    Me gusta

  14. Sara, ya, lo he visto ahora… pero lo primero intenté soltar lo de adentro para ver si salía y como no cedió, ¡pues desatornillé todo!
    Menos mal que al final todo ha sido un susto. Besetes compi.

    Sonia, pues si aprendo algo ya te diré, pero vamos que de momento mejor que no me hagas mucho caso que la lié parda. Besos

    Aspective, pues al final parece que no ha sido nada, sólo que al ver que se caía lo de abajo me asusté. Lo han apretado y aparentemente todo está bien.
    El video se las trae, ya ví lo del final pero bueno, hay que admitir que hay cada una al volante qué madre mía. En la siguiente ocasión os enseñaré las carretillas con las que yo trabajaba…
    Pd: éso no me sirve Aspective, en mi casa todas las chapuzas se hacen siempre “Mañana”. Un abrazo

    Me gusta

  15. jejejeje. Llama al seguro

    Me gusta

  16. Jabba, parece que ya está solucionado, espero no tener q llamr al seguro…
    Un saludo

    Me gusta

  17. Vamos, que si lo arreglastes mereces un premio por parte de tu marido. La mujer debe aprender a hacer de todo.

    Me da verguencita decirlo, pero en muchas cosas ya nos ganan. Espero que algo nos quede, aún de especiales. Porque cada vez sorprendemos menos.

    Me gusta

  18. Al final tuvo que apretarlo él, porque yo no conseguí que se quedara ajustado. Pero bueno…
    Un abrazo.

    Me gusta

  19. Jabba o yo te podemos abrir el parte… insistimos… llama al seguro… jajaj

    Me gusta

  20. ¿El seguro cubre chapuzas caseras? 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: