Nunca llueve eternamente

A pesar de que llueve como si nunca lo hubiera hecho antes, he disfrutado de una mañana de compras, paraguas en mano, con una amiga. Y aunque no soy muy amiga de eso de ir de tiendas, a veces merece la pena sacar un rato para quedar a solas las dos y poder charlar y criticar a gusto.

Cuando parecía que el día iba a transcurrir sin más, dejándome un regustillo bueno en el paladar, al jodi… coche le ha dado por no arrancar durante 15 minutos. Y no os creáis que lo ha hecho cuando estaba bien aparcado, sino cuando estaba en doble fila y molestando. Yo no quería cambiarlo todavía, pero me parece que él ya quiere abandonar nuestra familia. Tendré que resignarme al cambio. Y encima, he tenido que aguantar a mi maridín, emocionadísimo, pidiendo catálogos de coches nuevos y comentándome todos los avances en airbags, esp y demás y babeando por un coche nuevo. Todo ello acompañado de unos cuántos paseos por los concesionarios y de diversos paseos bajo la lluvia.

Así que imaginaros el humor que tenía cuando, he conseguido llegar a casa, he podido quitarme los tacones, me he puesto el pijama y por fin me he sentado un rato tranquila delante del portátil. Pero una vez más el destino me ha sorprendido, y hablando con un amigo sobre las tonterías que a veces hacemos las mujeres para estar monas, él me ha mandado un poema de Gabriel García Márquez que me ha llegado muchísimo. Será que ando muy sensible y algo ñoña, o quizá es que en esas palabras hay unas grandes verdades, que muchas veces nosotras mismas…  nos negamos a ver.

EL DULCE SABOR DE UNA MUJER EXQUISITA
(por Gabriel García Márquez)

“Si aún no ha pasado el bisturí por tu piel,

si no tienes implantes de silicona en alguna parte de tu cuerpo,

si los rollitos no te generan trauma,

si nunca has sufrido de anorexia,

si tu estatura no afecta tu desarrollo personal,

si cuando vas a la playa prefieres divertirte en el mar y no estar sobre una toalla durante horas,

si crees que la fidelidad sí es posible y la practicas,

si sabes cómo se prepara un arroz,

si puedes preparar un almuerzo completo con postre,

si tu prioridad no es ser rubia a como de lugar,

si no te levantas a las 4:00 a.m. para llegar primera al gimnasio,

si puedes salir con ropa de gimnasia tranquila a la calle un domingo, sin una gota de maquillaje en el rostro…

ESTÁS EN VÍA DE EXTINCIÓN… ¡Eres una mujer exquisita!

Una mujer exquisita no es aquélla que más hombres tiene a sus pies; sino aquélla que tienen uno sólo que la hace realmente feliz.

Una mujer hermosa no es la más joven, ni la más flaca, ni la que tiene el cutis más terso o el cabello más llamativo.

Es aquélla que con tan sólo una franca y abierta sonrisa, con una simple caricia y un buen consejo, tiene más títulos, ni más cargos académicos;

Una mujer exquisita no es la más ardiente (aunque si me preguntan a mí, todas las mujeres son muy ardientes… y los que estamos fuera de foco somos los hombres);

sino la que vibra al hacer el amor solamente con el hombre que ama.

Una mujer interesante no es aquélla que se siente halagada al ser admirada por su belleza y elegancia; es aquella mujer firme de carácter que puede decir NO.

Y un HOMBRE… UN HOMBRE EXQUISITO es aquél que valora a una mujer así.

Que se siente orgulloso de tenerla como compañera…

Que sabe tocarla como un músico virtuosísimo toca su amado instrumento…

Que lucha a su lado compartiendo todos sus roles, desde lavar platos y tender la ropa, hasta devolverle los masajes y cuidados que ella le prodigó antes…

La verdad, compañeros hombres, es que las mujeres en eso de ser “muy machas” nos llevan gran recorrido…

¡Qué tontos hemos sido -y somos- cuando valoramos el “regalo” solamente por la vistosidad de su empaque…!

Tonto y mil veces tonto el hombre que come mierda en la calle, teniendo un exquisito manjar en casa.”

Gabriel García Márquez

Hay veces que, en las cosas más simples, encontramos un pedacito de felicidad.  Gracias petardo por recordarme algo importante.

Anuncios

~ por Morgana en 15 enero 2010.

7 comentarios to “Nunca llueve eternamente”

  1. A ver que coche te compras al final.
    Me ha encantado el poema Morgana. Me ha venido de maravilla leerlo porque ahora hasta me siento exquisita.

    Un abrazo.

    Me gusta

  2. Me alegro de que te haya subido el ánimo porque ésa era mi intención al ponerlo aquí, que de la misma forma q me había alegrado a mi, lo hiciera a más gente.
    El coche… definitivamente ha “muerto” dentro del garaje, ya veremos qué odisea para scarlo de ahí como no arranque.
    Creo que al final caerá un Renault.
    Gracias por pasarte mujer exquisita.

    Me gusta

  3. […] Nunca llueve eternamente […]

    Me gusta

  4. Vaya con los coches viejos. Hay que ir comprándose algo nuevecito. Además, así apoyamos a la industria automovilística en su salida de la crisis y tal, jeje.

    En cuanto al poema… hombre, yo a García Márquez no lo he leído mucho, la verdad, pero el poema más parece de uno de esos powerpoints para elevar los ánimos que de el autor de “Cien Años de Soledad”. Que no digo que no esté de acuerdo en el contenido, pero la forma de expresarlo es que me recuerda mucho a los powerpoints que he dicho.

    Salud u caña de lomo
    AP

    Me gusta

  5. Estoy de acuerdo con García Márquez en lo que dice de los hombres, que son tontos y mil veces tontos por ir a comer porquerías en la calle, teniendo un excelente manjar en casa.
    Pero también estoy de acuerdo en que ese manjar está en vías de extinción ahora.

    Me gusta

  6. Sr.Peludo:
    Joer, que mi astra tampoco es tan viejo, q tiene 8 años, lo q pasa es que lleva un año dándonos mucha guerra. Pensaremos como consuelo que estamos fomentando la salida de la crisis del sector de la automoción…
    Lo cierto es que me lo enviaron en uno de esos powerpoints, pero por lo que sé si que es del escritor. Aunque como para fiarse uno de la interné…

    Supernando:
    ¿en vias de extinción? puede que si, pero yo creo que lo que pasa es que somos mucho menos vistosas que las otras y que pasamos más desapercibidas.
    Bienvenido.

    Besotes metaleros para los dos.

    Me gusta

  7. Al principio, te costará pero el resultado es espectacular…nada que ver la inseguridad,la estética, la deuda.
    Echarás de menos tu antigua reliquia, porque en el fondo somos unos romáticos…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: