Mi diario secreto

diario

Hoy he encontrado en el fondo de un cajón mi viejo diario. No he podido resistir en cuanto he tenido un rato libre, el volver a leerlo y recordar viejos tiempos. Algunos pasajes me han llenado de ternura por la cría que empezó allá por el 1992 a escribirlo y otros más duros me han recordado la de oportunidades de ser feliz que dejamos pasar. Hay una entrada que me gusta especialmente y que aún hoy en día me hace sonreír.

“Hoy tengo ganas de escribirte, de escribir esa carta que nunca llegaré a  mandarte. Hay tantas cosas que a lo largo de la vida se nos quedan en el tintero que en algún momento acaban por rebosarlo y se derraman por los folios mudos en que se convierte nuestra alma al quedarse a solas.

Es inútil tratar de detenerlas, fluyen por nosotros manchando las ideas y nublando la claridad en la que creíamos vivir.

Los Maiden suenan tanto en mi cassette como en mi cabeza y no puedo dejar de sentirte a mi lado.  Podría estar escribiéndote cosas durante horas palabras bonitas pero vacías por dentro. En cambio prefiero recordar las noches de palabras dichas al oído, los ratos que pasé nadando entre el hielo de tu mirada y el calor de los cuerpos tumbados bajo las estrellas. Podría decírtelo de otro modo pero, no se me ocurre nada mejor que decir simplemente: te quiero.”

Leerlo, me ha puesto nostálgica. Hay que ver las vueltas que da la vida, aunque está claro que si los sentimientos si son verdaderos, permanecen por siempre.  Esa persona siempre será especial.

“Hallowed be thy name”  Iron Maiden

About these ads

~ por Morgana en 3 octubre 2009.

11 comentarios to “Mi diario secreto”

  1. Vaya, cuando sentimiento derramado. Me ha gustado mucho todo lo que dices, debió de ser alguien sumamente especial para que robara tu corazón.

    Espero que estés también muy bien. De mi parte estoy mejor, aunque las complicaciones no terminan del todo, y el tiempo es cada vez más traicionero.

  2. Esta tarde, mientras paseaba a Lluna, me vinieron a la mente recuerdos de un tiempo ya muy lejano. Ahora leo este apunte tuyo… Cuanto camino recorrido, cuanto nombre sin rostro, cuanto rostro sin nombre… ¡Me hago mayor! Como los Iron Maiden.
    Un abrazo.

  3. A ver si te pasa como a mi, compañera, que ahora que escribo en Internet los míos me dicen que tengo “una letra preciosa”.
    ¡Manda carallo!

  4. Deybi, me alegro de que estés algo mejor. Tranquilo que todo mejora, un abrazo.

    Fermín, supongo que todos nos hacemos mayores, lo importante es conservar un buen espíritu, como los Maiden :P un abrazote.

    Eulogio, jajaja, muy simpáticos los tuyos… Un besazo.

  5. Sin comentarios… leyendo me he imaginado a mi mismo escribiendo algo parecido, actualmente, a alguien que también es especial para mí, y aunque sé que aún estoy a tiempo de hacerselo saber no sé si la vida, las circunstancias o mis propios miedos me dejarán hacerlo.

    Besos!

  6. Yo un buen día tiré mi diario, ni se porque lo hice.
    Precioso lo que escribiste…

    Un abrazo.

  7. erMoya, díselo. Creo que si no lo haces te arrepentirás siempre, y siempre es mejor arrepentirse de lo que te has atrevido a hacer que de la cobardía de habertelo callado. Te lo digo por experiencia, ahora que ya han pasado casi nueve años, todavía me duele lo cobardes que fuimos y como lo dejamos pasar sin pelear. En serio, me ha quedado una chapa en plan consultorio amoroso, pero te animo q que se lo digas, es mejor dejar las cosas claras a tiempo.
    Un besazo.

    Jenny, yo a veces he sentido ganas de quemarlo, pero me da pena. Porque hay cosas tristes, pero también otras muy especiales.
    Un abrazo para ti también.

  8. Veo que lo de escribir bien no es nuevo en tí. “Tienes una letra muy bonita”, como le dicen a Eulogio, jeje.

    Y lo que dices es cierto: el infierno está lleno de cobardes. Valhalla es para los que luchan.

    Metal
    AP

  9. :P Espero que nos veamos en Valhalla, jajaja. Porque de los errores se aprende y ahora procuro no callarme ni media.
    Besote

  10. Tu también llevaban un diario??? Jajajaja, creo que nos parecemos más de lo que pensaba :D
    Una de las cosas que me gusta es releer trozos como el que compartes con nosotros, te ayudan a ver la vida a través de los ojos de un adolescente por un momento y entiendes por qué te convertiste en el adulto que eres. Cuánto sentimiento ponías en tus palabras ya en aquel momento, ¿eh? Pero me alegro que ahora ya no te calles ni una.
    Precioso!!

  11. Sii, Sonia, lo mejor es releerlo ahora y como bien dices el darte cuenta de que de aquellos malos ratos y de los buenos, se ha formado el carácter de ahora. Por eso no podría tirarlo nunca.
    Gracias!!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: